viernes, 14 de septiembre de 2012

Con competencia es otra cosa

No hay duda que Apple aún conserva su capacidad de negociación y coacción a pesar de lo decepcionante del iPhone5:

- con un procesador que no se quiere revelar para no descubrir sus pocos núcleos,
 
- con un rendimiento que se prefiere comparar con su versión anterior y no con la de sus competidores,

- con una pantalla más pequeña que la de sus competidores (y ese es uno de sus principales argumentos de venta y la razón de tanto meme),

- con una muy publicitada cámara de 8M que no es superior a la de su competidores,

- con una batería cuya duración es la mitad que la de sus competidores,

- sin NFC, sin USB, con Bluetooh propietario, sin cargador inalámbrico.
 
A la vista de todo lo anterior, solo un macboy o un despistado preferiría un iPhone5 a un Lumia 920 o al omnipresente Galaxy 3.
 
Las operadoras prefieren llevar la fiesta en paz y asegurarse futuros lanzamientos con Apple, aunque tengan que volver a subsidiar los terminales, porque el lanzamiento del iPhone5 no ha sido EL lanzamiento y dudo que los siguiente lo sean ya que ahora si hay competencia (muy a pesar de Apple y sus "innovadoras" patentes).
 
Otrosí digo, si en el mercado se habla de Apple y de las Mac es porque (casi) todos los marqueteros usan Mac, en algún momento alguien los convenció de que si no usan jean, unas converse y una Mac no son marqueteros.
 
Publicar un comentario