martes, 3 de diciembre de 2013

El nuevo rol de la PC de escritorio

Debido a la masificación de las computadoras, el uso creciente de Internet y la digitalización de la información, desde los años 90's se viene pronosticando la convergencia de los medios, casi 20 años después, esa primera convergencia ya casi es una realidad a pesar de muchos; todos los medios escritos, hablados, visuales y digitales pueden ser accesados usando un aparato "todo en uno".

Hoy en día, la radio cada vez se vuelve más localista (la onda corta es historia) y si nos vemos tentados a usar la radio es porque no hay otro medio al alcance de la mano (en casos de desastres naturales, por ejemplo); los medios escritos van desertando uno a uno, la mayoría sigue apelando al formato dual impreso-digital con la esperanza de mantener su mercado ante el avance impetuoso de las redes sociales (tarea imposible la de competir con inmediatez de éstas); a las editoriales ya no les sirve ninguno de los métodos usados para restringir las copias (el mundo analógico que les fue propicio se viene extinguiendo inexorablemente); la industria discográfica y los estudios de cine tienen la urgente tarea de inventarse un nuevo modelo de negocio (insistir en "el que no llora no mama" los va a acabar); y la televisión viene haciendo todo lo que no debe hacer para evitar ser remplazado por la Internet (resulta grosero ver programas con los mismos formatos o basados totalmente en contenidos de Internet).  

Todo apunta a que ese aparato "todo en uno" sea el computador de escritorio, siendo su más cercano competidor el televisor. Pero vemos que, mientras que los fabricantes de televisores ya han empezado a ponerle teclado a sus aparatos y los fabricantes de equipos de sonido empiezan a incluir memoria y procesador para evitar ser remplazados por meros amplificadores (home theater o sound bar), los fabricantes de computadoras de escritorio en lugar de dotarles de todo lo necesario para que el computador que todos tenemos en casa se convierta en el hub de la información pretenden competir con las laptops y tablets, desaprovechando su mayor velocidad, su amplia capacidad de almacenamiento y su mejor ergonometría.

Es momento de redefinir el rol de la computadora de escritorio, ahora debe ser el hub de la información, que nos permita consolidar la información (documentos, música, películas, etc.), sincronizar cuentas (correo, redes sociales, suscripciones, agendas, etc.), almacenar información confidencial (en casa está más seguro que en la nube a la luz de las revelaciones de Snowden) y asegurar su disponibilidad (con IPv6 nuevamente será posible el verdadero peer-2-peer).

Los fabricantes de hardware y software para computadores de escritorio deberían ya pensar de incluir un control remoto (tarea para los OEM e integradores), cifrado por hardware (tarea para los fabricantes de hardware), mayor capacidad de almacenamiento, sintonizador de TV digital y facilitar la conexión con los televisores (Google Cast ya puso el marcador 1-0 a favor de Android) y otros aparatos.   

Publicar un comentario