miércoles, 28 de enero de 2015

Sony, ¿otro grande se despide?

Sony siempre fue una buena marca, aún en los años 70s, cuando un "Made in Japan" era peor que un "Made in China" de los años 90. Desde entonces mucha tecnología ha transcurrido y muchas cosas han cambiado, hoy la tecnología de producción japonesa es excelente mientras que China no solo cuenta con tecnología de producción sino con tecnología de desarrollo.

Sony siempre tuvo buenos productos y novedades tecnológicas: el Betamax, el Trinitron, el Walkman, el Play Station y el Cybershot fueron innovadores objetos de deseo, como lo son hoy los productos Apple. 

Pero en algún momento, creo no equivocarme si menciono al Walkman, Sony empezó a vender más marca que tecnología y sobretodo a "encerrar" su tecnología. 

El reproductor de casete Walkman justificó su precio por su calidad y su novedad, pero los reproductores Walkman de CDs, MP3 o MP4 no tenían justificación alguna para ser más caros que los de la competencia; lo que fue peor es que en el caso de los MP3 requerían de un software propietario para poder grabar música en ellos. A eso me refiero con "encerrar" su tecnología.

Otros ejemplos de encierros fueron la tecnología de protección pirateada para CDs de música que impedían su uso libre incluso a los usuarios legítimos, las incompatibilidades de las laptops Vaio que encarecen el soporte, los chips propietarios de sus televisores Bravia que los hacen menos reparables, etc. Pero también hay mucho de tecnología cerrada, desde los Betamax hasta los Memory Stick.

Sony ha cometido y viene cometiendo los mismos errores con sus celulares y smartphones: los conectores propietarios, el uso obligatorio de memorias M2, hardware pobre para el precio pagado (los flex son de los peor), aplicaciones propietarias, y aunque ha adoptado Android como última medida, esperemos que no sea tarde. Los despidos están a la orden del día.   

Apple y Samsung deberían mirarse en el espejo de Sony, sobretodo esta última que con su touchwiz y sus insoportables bloatwares desanima hasta al más fiel de los fanáticos de los Galaxy.
Publicar un comentario